¿Qué es la Vitamina K?

La K es una vitamina liposoluble que contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales y a la coagulación sanguínea normal. Existen dos formas de vitamina K y, aunque antes pensábamos que las dos tenían la misma función, ahora lo sabemos: la vitamina K1 es la forma que especialmente contribuye a la coagulación sanguínea normal. La vitamina K2 contribuye sobre todo al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.

¿Qué hace por ti la vitamina K?

  • Huesos (S)
    Huesos
  • Corazón y/o vasos sanguíneos (S)
    Corazón y/o vasos sanguíneos

¿Por qué vitamina K de Bonusan?

Vitamina K2 100 mcg plus de Bonusan contiene menaquinona 7 (MK-7), la forma que mejor se asimila de la vitamina K2, y también la más bioactiva. Este ingrediente, llamado K2Vital®, es el ingrediente más puro, estable y seguro de vitamina K2. 

Este componente está microencapsulado: eso quiere decir que la vitamina K que llevan los comprimidos está, por así decirlo, envuelta en pequeñas cápsulas. Así la vitamina conserva su estabilidad y no se ve afectada por las sustancias del entorno, por lo que se mantiene activa hasta el momento en que la utiliza tu cuerpo. Tu organismo necesita la vitamina K porque contribuye a la coagulación sanguínea normal y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.

Vitamina K productos

2 productos
Vitamina D3 & K2
29,95 €
60 cápsulas de gel
Corazón y/o vasos sanguíneos Huesos
Vitamina K2 100 mcg plus
42,95 €
60 Piezas

Más información sobre la vitamina K

La vitamina K tiene dos formas diferentes, la K1 y la K2. A la vitamina K1 también se la conoce con el difícil término de fitomenadiona. A la vitamina K2 también se la llama menaquinona. La vitamina K2, a su vez, se subdivide en varias moléculas que difieren en longitud, de las cuales la menaquinona 7 es la mejor forma. La razón es que nuestro organismo la reconoce y asimila bien. 

Durante mucho tiempo se asumía que ambas formas de la vitamina K tenían la misma función. Pero ahora sabemos que la K1 contribuye especialmente a la coagulación sanguínea normal, y que la vitamina K2 lo hace al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Debido a la diferencia en su funcionamiento, es importante obtener suficiente cantidad de ambas formas de vitamina K a través de la alimentación.

La vitamina K1 procede de las plantas, y se puede obtener, por ejemplo, del té verde, las algas, la verdura (de hoja) verde y las brasicáceas (coles, brócoli, etc.). La vitamina K2 está fabricada por bacterias. Las bacterias de nuestro intestino hacen la vitamina K2 ellas mismas. ¡Es muy práctico tener una fábrica de vitaminas así en la tripa! Pero las bacterias de nuestra dieta también pueden hacer vitamina K2, como en el nattō (habas de soja fermentadas japonesas). También hay pequeñas cantidades de K2 en algunos tipos de queso. 

Aproximadamente el 90 % de la ingesta de vitamina K procedente de comida occidental es K1, pero esta forma se absorbe relativamente mal. Por ejemplo, de toda la vitamina K1 que tiene una ración de col rizada solo absorbemos en nuestro organismo un 4,7 %. La vitamina K2 no la solemos comer mucho. Y no es tan raro como parece, porque, pregúntate: ¿con cuánta frecuencia comes alimentos fermentados? Las fábricas de vitaminas de nuestro intestino tampoco son siempre igual de eficientes como productoras de vitamina K2, por ejemplo, por el uso de antibióticos, el estrés crónico o la dieta occidental.

Las vitaminas K1 y K2 no solo están en diferentes tipos de alimentos. También tienen un funcionamiento distinto en nuestro cuerpo. La vitamina K1 es la forma que contribuye especialmente a la coagulación sanguínea normal. La coagulación es importante, por ejemplo, cuando te haces una herida. Si la coagulación funciona bien, se forma una costra en la piel con suficiente rapidez.

La vitamina K2 contribuye, entre otras cosas, al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Absorbe el calcio de los vasos sanguíneos y lo conduce al lugar del cuerpo en el que se puede aprovechar: los huesos.

La vitamina K1 se absorbe mal y tiene un tiempo de acción más corto en el organismo, por lo que necesitas unas dosis mayores. La vitamina K2 se absorbe bien y actúa durante mucho tiempo, por lo que te puede bastar con dosis más bajas. Por lo demás, es importante tomar suficientes cantidades de ambas formas de vitamina K.

La vitamina K2 se subdivide en moléculas de diferentes longitudes de cadena: las menaquinonas. Las formas más importantes son la menaquinona 4 (MK-4), que es la forma más corta, y la menaquinona 7 (MK-7), que es un poco más larga. La MK-4 no hace mucho por tu organismo. Necesitarías mucha cantidad para que tuviera suficiente efectividad. Por el contrario, la MK-7 es la forma que nuestro cuerpo reconoce y absorbe bien. Necesitas menos cantidad para conseguir el mismo efecto. Dicho en pocas palabras: la MK-7 es la forma más eficiente de vitamina K2 en un suplemento.

La vitamina K contribuye a la coagulación sanguínea normal y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Cuando hay déficit de vitamina K, estos procesos corporales no se desarrollan de forma óptima. 

Al contrario que otras vitaminas liposolubles, la vitamina K no se almacena en el organismo. Por tanto, tu cuerpo no acumula reservas. Esto significa que hay que obtener cada día suficiente vitamina K a través de la alimentación. De esta forma, ayudas a tu organismo a funcionar de forma óptima. Si es necesario, puedes utilizar un suplemento para completar tu dieta sana y así tener la seguridad de que obtienes la dosis de vitamina K que deseas todos los días.

Un buen suplemento de vitamina K contiene, además de K1, suficiente cantidad de K2. Esto es importante para el grado de asimilación de la vitamina en tu organismo. Además, puedes fijarte en la forma de vitamina K2 que contiene el suplemento. La forma con mejor absorción es la MK-7.

Vitamina K2 100 mcg plus de Bonusan lleva vitaminas K1 y K2. El ingrediente para la vitamina K2 es K2Vital®. Este producto contiene la variante MK-7 de la vitamina K2. K2Vital® es el ingrediente más puro, estable y seguro de vitamina K2.

Sí, es seguro tomar más vitamina K en forma de suplemento. Tu cuerpo no la acumula, sino que la descompone y la expulsa de tu organismo a través de la orina o las heces. Por tanto, no es fácil tomar una cantidad excesiva de vitamina K.

Atención: ¿usas anticoagulantes (derivados de la cumarina como la warfarina, el acenocumarol o la fenprocumona)? En ese caso, consulta con tu médico o farmacéutico antes de usar un suplemento de vitamina K. Esto es importante, porque la vitamina K contribuye a la coagulación sanguínea normal.

Mostrar más + Mostrar menos -