Omega-3

¿Alguna vez has oído hablar de las grasas buenas? Pues son los ácidos grasos omega 3. Necesitamos estas grasas como componentes para estructuras de nuestro cuerpo, pero este no puede fabricarlas por sí solo. 

¿Entonces cómo llegan a él? Comiendo. Los principales tipos de omega 3 son el EPA y el DHA, que se encuentran en los organismos que viven en el mar, como el pescado, pero también el krill o las algas. Todos ellos son buenas fuentes de ácidos grasos omega 3.  

Propiedades beneficiosas del omega 3

Necesitamos los ácidos grasos omega 3 porque contienen EPA y DHA. Estos ácidos grasos están implicados en varios procesos relacionados con la salud de nuestro organismo. Aquí podrás leer cuáles son.

  • Corazón y/o vasos sanguíneos (S)
    Corazón y/o vasos sanguíneos
  • Visión (S)
    Visión

¿Por qué los productos de omega 3 de Bonusan?

En Bonusan podrás encontrar un surtido muy amplio de productos de omega 3. Tenemos el producto adecuado para cada edad y para cada etapa de la vida.

  • Aceite de pescado con omega 3 de la máxima calidad con certificación MSC.
  • Buena absorción en el organismo gracias a su forma natural de triglicéridos o fosfolípidos.
  • Aceite de pescado con muy buenos valores TOTOX y también aceite de omega 3 procedente de algas.

Omega-3 productos

9 productos
Función cognitiva Corazón y/o vasos sanguíneos Visión
Aceite de algas omega 3
33,95 €
60 Piezas
Sistema inmunitario Huesos Músculos
Aceite de Hígado de Pescado Forte MSC
17,95 €
120 Piezas
Función cognitiva Corazón y/o vasos sanguíneos Visión
Omega-3 MSC
44,95 €
180 piezas
Función cognitiva Corazón y/o vasos sanguíneos Visión
Omega-3 MSC Aceite de Krill
39,95 €
60 Piezas
Función cognitiva Corazón y/o vasos sanguíneos Visión
Omega-3 MSC DHA Forte
19,95 €
30 Piezas
Función cognitiva Corazón y/o vasos sanguíneos Visión
Omega-3 MSC EPA Forte
29,95 €
30 Piezas
Función cognitiva Corazón y/o vasos sanguíneos Piel
PrimOmega-3 MSC
29,95 €
60 Piezas
Función cognitiva Visión Sistema inmunitario Huesos Músculos
2
SynOmega-3
36,95 €
250 ml

Información general sobre omega 3: principales preguntas y respuestas

Todos necesitamos ácidos grasos omega 3 para construir con ellos nuestras células. El ácido graso omega 3 DHA contribuye, por ejemplo, a mantener el funcionamiento normal del cerebro y al mantenimiento de la visión en condiciones normales. ¿Y sabías que hay otra razón para tomar suficiente omega 3?  

Cuando estás embarazada o das el pecho, necesitas 200 mg extra de DHA al día. La ingesta materna de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo normal del cerebro y los ojos del feto y del lactante alimentado con leche materna* Tu bebé tira de tus reservas de ácidos grasos, por lo que te conviene cubrirlas en suficiente medida para ti y para tu hijo. 
* El efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 200 mg de DHA además de la ingesta diaria recomendada de ácidos grasos omega-3 para los adultos, esto es, 250 mg de DHA y de ácido eicosapentaenoico (EPA).
El 3 y el 6 son dos importantes ácidos grasos omega. Todos los omegas son ácidos grasos poliinsaturados. Sin embargo, el omega 3 y el omega 6 son diferentes. Ácidos grasos omega 3 son, entre otros, el EPA y el DHA. Estos ácidos grasos los puedes encontrar principalmente en el aceite de pescado. En el siguiente apartado podrás saber qué hacen por nuestro organismo el EPA y el DHA.  

El omega 6 (ácido linoleico) ya abunda en nuestra alimentación. Por ejemplo, en aceites vegetales como el de girasol, que es un ingrediente muy utilizado en galletas, patatas fritas y fritos de bolsa, entre otros. De modo que, aunque el omega 6 sea un ácido graso esencial, tomamos 16 veces más que omega 3. Lo que tenemos que procurar es mantener el equilibrio entre omega 3 y omega 6. Si esta proporción se inclina demasiado hacia el omega 6, el omega 3 no puede hacer bien su trabajo.
Los ácidos grasos omega 3 se subdividen en tres grupos: ALA, EPA y DHA. El ALA es el componente del EPA y el DHA. A partir de ALA, el cuerpo es capaz de fabricar por sí mismo EPA y DHA. Esto suena bien, pero en la práctica esta conversión suele salir mal. Para poder llegar a un nivel suficiente de omega 3 necesitamos complementar con los ácidos grasos EPA y DHA.  

Diferencia entre las acciones de los distintos ácidos grasos omega 3:  
EPA: El EPA y el DHA contribuyen al funcionamiento normal del corazón.  
DHA: El DHA contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro.*
* El efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 250 mg de DHA.
El omega 3 se encuentra principalmente en el pescado azul y el marisco (alimentos marinos). El aceite de pescado contiene por naturaleza mucho omega 3. El motivo es que los peces comen algas que son ricas en EPA y DHA. Y es que las algas sí que pueden fabricar por sí mismas ácidos grasos omega 3. Por tanto, son las fuentes veganas de omega 3.  
 
Además de las algas, hay muchas más fuentes vegetales de ácidos grasos omega 3, como el aguacate, la linaza, las semillas de chía y los frutos secos. La desventaja es que contienen omega 3, pero no en su forma correcta. Contienen omega 3 en forma de ALA. El cuerpo aún tiene que convertir esta forma en EPA y DHA para que pueda ser efectiva. El organismo no siempre es capaz de hacer con éxito esta conversión. Por tanto, el omega 3 procedente de aceite de pescado o de algas puede ser una opción inteligente.
Tener un déficit de omega 3 es perjudicial. Es importante tomar suficiente aceite de pescado para que tu cuerpo funcione bien.  

¿A tu vista le vendría bien un refuerzo? Entonces podrías suplementar con el ácido graso omega 3 DHA. El DHA contribuye al mantenimiento de la visión en condiciones normales. ¿Estás en un momento en que a tu cerebro le vendría bien una ayudita? Pues también podrías prestar atención a tu ingesta de omega 3, ya que el DHA contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro. El omega 3 también puede influir en el corazón. Y es que los ácidos grasos omega 3 EPA y DHA contribuyen al funcionamiento normal del corazón.
El omega 3 que se encuentra en el pescado y las algas está de manera natural en forma de triglicéridos. Esta forma natural es la que nuestro cuerpo «entiende» mejor, por lo que tiene una mejor asimilación. El organismo utiliza los triglicéridos como base para fabricar otros ácidos grasos, por ejemplo, los convierte en fosfolípidos. Estos también forman parte de los ácidos grasos que constituyen nuestras células.  

Otra posibilidad de obtener ácidos grasos con un suplemento es convertirlos químicamente en la forma artificial etiléster. Por desgracia, esta forma no ofrece las ventajas de la forma triglicérida. Los etilésteres no se pueden encontrar en la naturaleza. Por esta razón, nuestro cuerpo no los reconoce igual de bien y se absorben peor.
El índice TOTOX mide la frescura del aceite de pescado. Cuanto más fresco es, más claro es su color, menos huele y menos sabe a pescado. Y para nosotros este es un punto importante, porque a nadie le gusta el desagradable sabor que tiene el aceite de pescado en su origen. ¡Y desde luego eso no motiva a trabajar por tu salud!  

Ejercemos un control estricto sobre la frescura del aceite de pescado, y nuestros productos tienen un valor TOTOX muy bajo y, por tanto, muy bueno. Nos ocupamos de que nuestros productos de omega 3 no tengan sabor ni olor y estén purificados. Los filtramos, los limpiamos y nos ocupamos de que se conserven todas las buenas propiedades del aceite en el proceso. Así el desagradable regusto a pescado es cosa del pasado.
El omega 3 es importante para los bebés. Por supuesto, quieres la máxima calidad para tu hijo, tanto antes de nacer como después. La forma más fácil de que tu bebé obtenga los nutrientes correctos es proveerte tú misma en primer lugar de buenos alimentos. Omega-3 MSC DHA Forte está hecho especialmente para ti. O bien, si no quieres aceite de pescado porque eres vegetariana o vegana, tenemos también Aceite de Algas Omega-3. Este aceite tiene más DHA en comparación con otros productos de omega 3, por lo que es muy adecuado para las (futuras) madres.  

Tu hijo recién nacido se desarrolla a un ritmo frenético. Si practicas la lactancia materna, para la obtención de nutrientes, tu bebé depende por completo de lo que consigas ingerir tú. El niño recurre a tus reservas para poder crecer. La ingesta materna de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo normal del cerebro y los ojos del feto y del lactante alimentado con leche materna.
Por tanto, para el desarrollo normal del cerebro y los ojos, tu hijo toma una ración extra de grasas tuyas a través de la lactancia. Para ello necesitas como madre 200 mg más de DHA además de los 250 mg de EPA y DHA normalmente recomendados.* 
* El efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 200 mg de DHA además de la ingesta diaria recomendada de ácidos grasos omega-3 para los adultos, esto es, 250 mg de DHA y de ácido eicosapentaenoico (EPA).
El omega 3 tiene una importancia enorme para los niños durante su desarrollo. Uno de los motivos es que el DHA contribuye al mantenimiento de la visión en condiciones normales y a mantener el funcionamiento normal del cerebro. Además, el EPA y el DHA contribuyen al funcionamiento normal del corazón.  

El cerebro no para de crecer hasta aproximadamente los veinte años. Por tanto, a tu hijo le conviene recibir suficiente omega 3 a través de la alimentación o, para completarla, mediante un suplemento. Por supuesto, solo quieres un producto de la mejor calidad y que se absorba bien. Para eso necesitas un producto de omega 3 que contenga la forma natural triglicérida. Por otra parte, a los niños no siempre les entusiasma tragar suplementos. El aceite de pescado sin sabor es entonces la solución. Omega-3 MSC Aceite Bebible o SynOmega-3 de Bonusan son opciones muy fáciles para los niños.
Tomar un extra de omega 3 es seguro, ya que este nutriente forma parte de una dieta sana. Tomamos omega 3 de aceite de pescado cuando comemos pescado. No todo el mundo disfruta con este alimento ni lo come en cantidad suficiente. En esos casos, puede venir bien un suplemento que aporte omega 3.
Mostrar más + Mostrar menos -