29 de junio de 2022

Diez características de un multivitamínico de calidad

En este artículo, te contamos en qué debes fijarte para elegir un suplemento de buena calidad.
¿Cómo elegir un buen multivitamínico? A veces, la lista de ingredientes de un multivitamínico parece un rompecabezas repleto de largos nombres químicos, o la única explicación del contenido es simplemente "vitaminas". Nuestro equipo de I+D sabe mejor que nadie que no todos los multivitamínicos son iguales, pero que a veces lleva un tiempo encontrar la información correcta. Por eso, en este artículo te contamos a qué debes prestar atención al elegir un suplemento de buena calidad.

Nuestro equipo de I+D ha enumerado las diez características de un multivitamínico de calidad para ti.


Vitaminas A y E en su forma natural 

Los multivitamínicos en dosis altas suelen incorporar compuestos "naturales". Pero "natural" se refiere más a su apariencia que a su origen real. En el caso de la mayoría de vitaminas, es demasiado caro y complicado purificarlas a partir de fuentes naturales. Además, el cuerpo no hace ninguna diferencia entre el origen de las vitaminas, siempre y cuando tengan el mismo "aspecto". Hay dos excepciones cruciales: la vitamina E y el betacaroteno. 

En nuestro organismo, la vitamina E natural es casi el doble de eficaz que la forma sintética. Si no hay más indicaciones, o si el nombre de la vitamina E está precedido por "d, l", como en d, l-tocoferol, entonces es un compuesto sintético. Si va precedido de "d-", como en d-alfa tocoferol, el origen es natural. En la naturaleza solo ocurre la forma "d-", que significa que la molécula está orientada hacia la derecha (la "d" quiere decir "dextrógira"). La "l" significa "levógira". La forma nos aporta información sobre la estructura espacial de la molécula y, por lo tanto, si el cuerpo la reconoce y puede usarla. Cuando la vitamina E se produce de forma sintética, hay una proporción igual de la forma dextrógira (natural) y la forma levógira. El cuerpo reconoce la forma dextrógira de la vitamina E, pero no la levógira. Solo la forma dextrógira está activa en el cuerpo. Por lo tanto, el D-alfa tocoferol es un compuesto más valioso para el cuerpo que el d,l-tocoferol. 

El betacaroteno a menudo se proporciona con una explicación en la etiqueta que indica su origen natural. Y eso es genial, porque la diferencia entre el betacaroteno sintético y el natural es significativa. Entre el 15 y el 30 por ciento del betacaroteno natural consiste en isómeros cis, mientras que el betacaroteno sintético consiste casi en su totalidad en isómeros trans. Debido a su diferente forma espacial, los isómeros cis y trans también tienen diferentes propiedades bioquímicas. Las frutas y verduras frescas contienen entre un 13 y un 29 por ciento de isómeros cis, y son precisamente estos isómeros los que son relevantes. Por lo tanto, elige un multivitamínico con vitamina E natural y betacaroteno natural.

Vitaminas en su forma activa siempre que sea posible 

No todas las vitaminas son activas de inmediato. El ejemplo más conocido es la vitamina B12, cuya forma sintética, la cianocobalamina, tiene que ser convertida por el hígado en formas activas. A veces también es necesario activar otras vitaminas antes de que puedan hacer su trabajo.

La vitamina B12 sintética (cianocobalamina) debe ser transformada por el hígado en metilcobalamina y adenosilcobalamina. Como metilcobalamina, contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro, el sistema inmunitario y los niveles de homocisteína. Como adenosilcobalamina, contribuye a un buen metabolismo productor de energía, combate la fatiga y apoya el sistema nervioso. Cuando la salud está deteriorada, la conversión de las distintas vitaminas puede verse afectada.

Pero no todas las vitaminas activas aportan algo, ni tampoco todas las vitaminas activas son lo suficientemente estables para ser procesadas. Hasta hace poco, el ácido fólico era la única variante (sintética) de folato que era lo suficientemente estable como para ser procesada en suplementos. Utilizando nuevas técnicas patentadas, recientemente se ha formulado la sal de glucosamina de folato, una forma estable y activa de folato con una mejor biodisponibilidad que el ácido fólico sintético. Desde entonces, Bonusan ha comenzado a reemplazar el compuesto sintético con el compuesto activo.

Siempre que sea posible, preferimos utilizar las formas activas de las vitaminas. Al suministrar las formas correctas, el hígado ya no tiene que convertirlas, y las vitaminas se pueden aprovechar de inmediato. En principio, esto es bueno para todos, pero resulta particularmente beneficioso para las personas con problemas de salud. No obstante, como no siempre es posible usar las formas activas, Bonusan se asegura de que estos compuestos solo se usen cuando realmente aporten algo al funcionamiento del producto, y solo si son lo suficientemente estables para garantizar la cantidad que está indicada en la etiqueta del producto durante su vida útil.


Elige estos compuestos minerales para una absorción buena y equilibrada

La absorción de minerales es mejor con minerales ligados orgánicamente, seguidos de sales minerales altamente solubles. En muchos casos, el cuerpo absorbe mejor los minerales ligados orgánicamente. Usa esta forma sobre todo si deseas una dosis más alta o quieres evitar que los minerales compitan entre sí. Por lo tanto, en la medida de lo posible, un multivitamínico debe contener minerales ligados orgánicamente y sales minerales fácilmente solubles.

El magnesio es un buen ejemplo de un mineral que se absorbe mejor en compuestos orgánicos, como el bisglicinato de magnesio. Una sal mineral de magnesio fácilmente soluble es, por ejemplo, el carbonato de magnesio. Mientras que un suplemento de magnesio a menudo contiene bisglicinato de magnesio para aportar una dosis alta de este mineral en concreto, un multivitamínico suele contener una sal de magnesio.


Minerales ligados orgánicamente en un multivitamínico: ¿sí o no, y por qué?

No todos los compuestos minerales no orgánicos son de baja calidad, hay excepciones. En el caso del magnesio, en dosis altas se complementa mejor con la forma orgánica, por ejemplo, en forma de bisglicinato de magnesio. En dosis más bajas, otras formas también son útiles, siempre que se descompongan en los intestinos como iones minerales. Un ejemplo es el carbonato de magnesio, una sal de magnesio fácilmente soluble. Los iones minerales liberados son absorbidos por los intestinos de manera proporcional a los alimentos y todos los demás minerales, para tener unos buenos niveles de minerales.  
   


¿Qué compuestos minerales no son recomendables en un multivitamínico?

Un compuesto inorgánico poco absorbible es la forma de óxido, como el óxido de magnesio. El cuerpo no lo puede absorber adecuadamente porque no se disuelve bien en el sistema digestivo. Esto puede causar irritación intestinal y diarrea. Sin embargo, todavía hay muchos multivitamínicos que contienen óxido de magnesio. A menudo es difícil reconocer el óxido de magnesio en los envases porque solo se declara como 'magnesio' o 'mineral'; en tal caso, por lo general, se puede suponer que es óxido de magnesio. Por lo tanto, elige siempre un multivitamínico en el que se indique claramente la forma del mineral.  


Un multivitamínico contiene todos los minerales importantes

Las deficiencias de minerales en nuestra dieta han ido en aumento desde hace años. Esto se debe, por ejemplo, a la agricultura intensiva y al empobrecimiento de las tierras agrícolas. ¿El problema? Lo que no se encuentra en la tierra tampoco llega a nuestros platos. Es por eso que un multivitamínico debe contener todos los minerales importantes. Es decir, también selenio, cromo, boro, molibdeno, yodo, manganeso, cobre, azufre y silicio. Nosotros los incluimos todos. Llama la atención que el boro en especial no se encuentra en muchos multivitamínicos. Este importante mineral es muy sensible a la lixiviación. Sin embargo, también hay minerales con los que no tenemos que tener tanto miedo a una deficiencia, sino todolo contrario.

En primer lugar, el calcio es menos importante de lo que piensas instintivamente. El calcio es necesario para tener unos huesos fuertes y, como el magnesio, para innumerables otros procesos fisiológicos. Sin embargo, necesitamos magnesio antes que calcio, y preferiblemente en la proporción adecuada. Para lograr un equilibrio saludable en materia de calcio, no necesitamos tanto calcio, sino principalmente magnesio, vitamina D y vitamina K. Así que no te preocupes si un multivitamínico contiene un poco menos de calcio. Siempre y cuando el multivitamínico te aporte suficiente vitamina D, K y magnesio.

En segundo lugar, algunos multivitamínicos contienen sodio. La cantidad de sodio en nuestra dieta suele ser muchas veces mayor que la cantidad recomendada para un sistema saludable. Además, el nivel de sodio no está equilibrado con otros minerales, especialmente el potasio. Por lo tanto, un buen multivitamínico no debe contener absolutamente nada de sodio.


Un multivitamínico contiene más de 13 vitaminas, como en la naturaleza

Las vitaminas rara vez se encuentran solas en la dieta. Entonces, ¿por qué aceptar que así sea en un multivitamínico? La vitamina C en una naranja va acompañada de bioflavonoides. Estas son sustancias con un efecto protector comparable y, a veces, incluso adicional. Un complejo de vitamina B natural casi siempre consta de las ocho vitaminas B junto con algunas sustancias relacionadas con las vitaminas B, como la colina, el inositol y el PABA. Cada vez más investigaciones muestran que un complejo natural de este tipo, en el que las vitaminas se encuentran en la forma normal, es mucho más eficaz que las vitaminas solas.

Un buen multivitamínico tiene uno o más ingredientes que aseguran que las vitaminas y los minerales estén en su estado natural a medida que se descomponen en el intestino. Así se absorben mejor y funcionan mejor. Entre ellos se encuentran los bioflavonoides de los extractos de frutas, hierbas, algas, verduras y cítricos. Un buen multivitamínico no puede prescindir de una composición basada en la naturaleza.  


Enriquecido con hierbas de apoyo

Las hierbas son la medicina de la naturaleza. Algunas solo se usan cuando estás enfermo, mientras que otras, especialmente las hierbas adaptogénicas, como el ginseng, apoyan la salud en general y, por lo tanto, tienen un efecto preventivo. Además, en los últimos años ha quedado claro que existen diversas sustancias del mundo vegetal que tienen un efecto tan beneficioso para la salud como las vitaminas y los minerales.


¿Son las hierbas nutrientes esenciales?

Sí, si quieres mantenerte saludable durante más tiempo. No sin razón un alto consumo de frutas y verduras en particular se asocia invariablemente con todo tipo de beneficios para la salud. La ciencia apenas está comenzando a descubrir los beneficios para la salud de estos fitonutrientes. Por lo tanto, la presencia de estas sustancias vegetales en un multivitamínico es una importante característica de calidad.


¿Qué son los extractos estandarizados?

Bonusan utiliza varios extractos de plantas estandarizados en sus multivitamínicos. La estandarización de estos extractos significa que contienen cantidades estables de los componentes principales de la planta. Un extracto estandarizado contiene una cantidad garantizada de sustancias vegetales activas, independientemente del período de cosecha u otras influencias que hayan afectado al crecimiento y procesamiento de la planta.


Un suplemento con el menor número posible de excipientes y aditivos

A menudo se añaden excipientes al producto para, por ejemplo, mejorar la consistencia, la vida útil o el tiempo de descomposición en el estómago. Pero a veces también para modificar la apariencia, el sabor o el olor. Imponemos restricciones estrictas sobre el uso de excipientes porque preferimos que un suplemento carezca de excipientes o, cuando sea posible, que solo contenga alternativas naturales o de origen vegetal.


¿Qué excipientes es mejor evitar?

Los excipientes como el talco, la lactosa, el dióxido de titanio y el óxido de hierro no deberían estar presentes en un multivitamínico. No contribuyen a nuestra salud, pueden tener efectos secundarios no deseados y, en ocasiones, incluso desencadenar reacciones alérgicas.

Mucha gente también consume más que suficiente azúcar, edulcorantes sintéticos, conservantes y colorantes artificiales, aromas y saborizantes. Además, estos también son superfluos para la producción de un multivitamínico profesional.


Una composición con base científica

Elaborar un buen multivitamínico requiere amplios conocimientos. Conocimientos sobre el grupo objetivo que usará el multivitamínico (por ejemplo, ancianos o niños), sobre las necesidades nutricionales y los desafíos de ese grupo objetivo y sobre la capacidad de absorción, eficacia, estabilidad y seguridad de todo lo que se incluye en el multivitamínico. Este conocimiento no se construye de la noche a la mañana. Bonusan tiene más de 55 años de experiencia en el desarrollo y producción de suplementos alimenticios. Seguimos de cerca la ciencia y colaboramos con científicos líderes para llegar a una fórmula que se adapte de manera óptima al usuario final. El departamento de I+D sigue de cerca los desarrollos científicos y de la industria recientes y, cuando es necesario, las formulaciones de los productos se adaptan de inmediato durante la siguiente ronda de producción.


Una composición variada y dosis altas

Plantéate la siguiente pregunta: ¿cuál es la probabilidad de que realmente necesitemos el 100 % de la cantidad recomendada de todas las vitaminas y minerales?


¿Por qué desviarse de las cantidades recomendadas?

El valor de referencia de nutrientes (VRN)se ha establecido para garantizar que grandes grupos de personas no desarrollen enfermedades carenciales graves (deficiencias). Este valor es, por tanto, la cantidad mínima que debe estar presente en la dieta para prevenir carencias. Sin embargo, a veces se requieren dosis más altas para que el sistema funcione de manera óptima. Por lo tanto, el equipo de I+D de Bonusan investiga las dosis óptimas de cada producto e ingrediente. Así llegamos a fórmulas que se adaptan de forma óptima a las necesidades del usuario final.


Elige seguridad y calidad garantizadas

A menudo es difícil reconocer la seguridad y la calidad de un producto desde el exterior. Por eso, es mejor elegir un productor que tenga control sobre todos los pasos del proceso de producción, que compre las materias primas, formule y produzca él mismo. Con más de 55 años de experiencia en la producción de preparados de hierbas y suplementos alimenticios, y gracias a su propio laboratorio y al apoyo leal de empleados cualificados, Bonusan puede garantizar la calidad en toda su cadena de producción. Gracias a ello, tienes la seguridad de una composición bien pensada y una seguridad y calidad garantizadas

Conocimientos en la práctica

Un buen multivitamínico cumple con una serie de factores importantes, así que elige un suplemento que utilice tantas formas naturales y activas de vitaminas como sea posible. 

  • En primer lugar, puedes reconocer un multivitamínico de calidad porque indica de manera honesta todos los ingredientes. 
  • Además, un multivitamínico se ajusta lo máximo posible a la manera en que el cuerpo reconoce los nutrientes y en que están presentes en la naturaleza. 
  • Por ejemplo, es mejor elegir un suplemento con más de 13 vitaminas y con sustancias vegetales de apoyo. 
  • Además, es importante que la dosificación de cada componente del multivitamínico se haya investigado exhaustivamente, para que puedas estar seguro de que estás obteniendo lo suficiente para permitir que tu cuerpo funcione de manera óptima.

Con estos diez consejos elegirás siempre el mejor multivitamínico.