14 de noviembre de 2022

El aire del bosque como medicina para los pulmones y el sistema inmunitario

El otoño es, sin duda, la estación más bonita del año. El otoño nos muestra que dejar algo atrás puede ser muy hermoso.
Pero en otoño solemos volver a pasar mucho tiempo en interiores. Además, durante esta estación circulan muchos virus que pueden causar afecciones como resfriados, infecciones respiratorias, Covid-19 o gripe.

El aire curativo del bosque


Cuando vas al bosque, inhalas lo que el bosque exhala. El bosque exhala aerosoles. Estas diminutas partículas se emiten continuamente desde las hojas, ramas y troncos de los árboles. ¡Estos aerosoles hacen que un paseo otoñal por el bosque se convierta en una auténtica medicina!

El bosque refuerza tu sistema inmunitario


Durante los meses más fríos del otoño, nos quedamos cada vez más en el interior, al calor del hogar. Además, las ventanas y puertas de los lugares de trabajo y las aulas se cierran.
Lamentablemente, esto hace que los virus se transmitan con mayor facilidad de una persona a otra. Si das pequeños paseos en otoño con mucha regularidad, te asegurarás de estar mejor protegido contra las infecciones virales.

Los aerosoles medicinales del bosque tienen un fuerte efecto antiinflamatorio [1]. Esto reduce el riesgo de sufrir enfermedades graves como resultado de una infección.

El bosque protege tus pulmones


Dar un paseo por el bosque resulta especialmente beneficioso para los pulmones. De hecho, un estudio ha demostrado que la exposición preventiva a ciertos aerosoles producidos por los árboles inhibe la producción de sustancias proinflamatorias en los pulmones [2].
Los aerosoles del bosque tienen además un efecto antioxidante. Por lo tanto, caminar regularmente por el bosque podría reducir el riesgo de desarrollar neumonía y posibles daños pulmonares como resultado de una infección.

Consejos


•Sal a caminar media hora todos los días por un bosque denso o un parque con grandes árboles viejos
•Inhala y exhala profundamente por la nariz
•No mires el móvil ni hables por teléfono; observa conscientemente la hermosura de la naturaleza y disfruta del silencio