Noticias

Viernes 1 Mayo 2020

Cómo cuidarse durante la pandemia

La pandemia desatada por la propagación a nivel mundial del coronavirus SARS-CoV-2 y de su enfermedad asociada, COVID-19, nos ha afectado a todos. Muchos países han declarado algún tipo de cuarentena completa o parcial. Esta situación nos pone a prueba a todos. Debemos adaptarnos a una situación totalmente nueva, lo cual no es para nada fácil. El estrés nos invade constantemente. Al temor provocado por el virus se agrega la inseguridad económica y social. Dentro de lo posible debemos trabajar desde casa, pero hay personas que están en sus casas sin empleo, otras enfrentan presiones fuera de lo normal en sus trabajos y, por último, están las madres y padres que hacen esfuerzos sobrehumanos para trabajar sin descuidar a sus hijos. La distancia ha transformado totalmente las relaciones con nuestra familia y nuestros amigos. Además, ahora vivimos atentos a cada rueda de prensa para mantenernos informados de cada una de las actividades permitidas. Lo común se ha vuelto extraordinario y el futuro es absolutamente incierto. No tenemos más opción que aceptar esta situación. Lamentablemente, todavía no hemos llegado al final de esta batalla, por eso queremos brindarle nuestra ayuda. Debemos mantenernos firmes y nunca perder de vista nuestros objetivos. ¿Cómo? Con unos simples consejos científicamente comprobados para mejorar nuestro estilo de vida y lograr una alimentación sana. Más algunas sugerencias de apoyo adicional. ¡Porque la salud es lo más importante!

 

Consejo 1: Una dosis de energía adicional en las comidas

Coma tan variado y nutritivo como le sea posible. Proteínas, grasas, frutas y verduras brindan los nutrientes indispensables para períodos de estrés.

 

•No 1, sino 3 manzanas

Nunca antes habíamos sido tan conscientes de la salud de nuestros pulmones. Por lo tanto, es el momento de agregar a nuestro menú todo tipo de alimento que contribuya a la salud pulmonar. ¡Coma manzanas! La floretina es una sustancia contenida en las manzanas que protege a los pulmones gracias a sus probadas propiedades antibacteriales. Por lo tanto, no se olvide de comer 2 o 3 manzanas por día, preferiblemente de diferentes variedades.

 

•Coma productos del mar

Lo ideal es comer al menos un producto del mar todos los días. Existe una amplia gama: camarones, mejillones, ostras, algas o deliciosos pescados azules. Los alimentos del mar poseen una gran cantidad de omega-3. Este ácido graso es muy importante para aliviar las inflamaciones así como mantener la flexibilidad. 

 

•Tantas frutas y verduras como le sea posible

El cuerpo necesita durante estos tiempos muchas vitaminas y minerales adicionales. Las vitaminas y los minerales extras le permitirán obtener rendimientos excepcionales en sus procesos corporales internos. Complemente su menú diario con batidos de verdura, ensaladas bien variadas o con unas deliciosas verduras salteadas. 

 

•Una gran olla de caldo de huesos por semana

Un caldo de huesos bien elaborado no solo es absolutamente delicioso, sino que también brinda innumerables nutrientes saludables. Un buen caldo de huesos requiere huesos de pescado, carne o pollo. El caldo se puede preparar con una pastilla de caldo concentrado, vegetales o hierbas e, incluso, se puede agregar carne, pollo o pescado. También puede servir como base para una sopa. El caldo de huesos refuerza el sistema inmune y ayuda considerablemente durante los resfriados. Aumenta tus niveles de energía y te ayuda a dormir mejor. Es ideal para estos momentos tan difíciles. 

 

Consejo 2: Relajarse para aumentar la energía

En estos momentos es muy útil aliviar regularmente el sistema de estrés a través de una relajación consciente. Cualquier forma de estrés prolongado puede dañar tanto su sistema inmune como su capacidad de concentración. Justamente lo que no debería suceder durante esta etapa que nos toca vivir.

 

•Los abrazos y los besos de tu familia son absolutamente esenciales. El contacto humano, principalmente a través de la piel y la mirada, incentiva la producción de oxitocina, un neurotransmisor que reduce considerablemente el estrés.

 

•Aproveche el contacto social para abrir su corazón. Hablar de las experiencias vividas ayuda a generar espacio en el cerebro y tranquilidad en la mente. Intente olvidar los sucesos intensos o traumáticos.

 

•Tome una ducha tibia durante la noche o antes de acostarse. De esta forma se incrementa la relajación, disminuyen tanto presión arterial como la frecuencia cardíaca, y su respiración pasa a ser más profunda y lenta, lo cual es de suma importancia para la salud de los pulmones. Tome una ducha fría durante la mañana. Le despertará y refrescará a la vez.

 

•Realice una breve caminata todos los días, preferiblemente en una zona verde, y contemple la belleza de la naturaleza. Disponer de un medio ambiente natural y contemplarlo conscientemente fortalece el sistema inmune.

 

•Duerma lo suficiente. Durante la noche el cuerpo se recupera del estrés y del cansancio del día. Siempre tenga disponible una habitación muy oscura y fresca. Intente no mirar demasiado las pantallas de televisión, tabletas o smartphones, sobre todo durante la noche antes de ir a dormir.

 

•Uno de los métodos más investigados y comprobados para aliviar el sistema de estrés es la meditación. Meditar durante 20 minutos todos los días es una forma ideal para apaciguar tanto el cuerpo como la mente. Existe una gran cantidad de meditaciones guiadas online en todo tipo de plataformas. 

 

Consejo 3: Un impulso adicional a través de suplementos nutricionales

En estos tiempos de enorme tensión nuestro cuerpo requiere más nutrientes de lo habitual. Es muy útil satisfacer esta necesidad con un suplemento nutricional de alta calidad y con propiedades benéficas científicamente probadas. Nuestros favoritos:

 

Vitamina D3

El cuerpo produce vitamina D bajo la influencia de la luz solar. Por lo que vivir y trabajar en ambientes cerrados disminuye la producción de vitamina D. La vitamina D contribuye al normal funcionamiento del sistema inmune.

 

Combinado de multivitaminas/minerales

El consumo de vitaminas y minerales aumenta bajo situaciones de presión o estrés, por lo que es muy recomendable agregar un suplemento diario. Está demostrado que las diferentes vitaminas y minerales de las multivitaminas aumentan los niveles de energía* y aseguran el funcionamiento normal del sistema inmune**. Algunas vitaminas contribuyen a la agilidad mental*** y son beneficiosas para la capacidad de concentración***. Por último, las vitaminas y minerales también ayudan en situaciones de estrés****, y reducen la fatiga y el agotamiento*****.1

 

* Biotina (vitamina B8), hierro, yodo, cobre, magnesio, manganeso, niacina (vitamina B3), ácido pantoténico (vitamina B5), riboflavina (vitamina B2), tiamina (vitamina B1), vitamina B12, vitamina B6, vitamina C

** Folato (vitamina B11), hierro, cobre, selenio, vitamina A, vitamina B12, vitamina B6, vitamina C, vitamina D, zinc

*** Biotina (vitamina B8), folato (vitamina B11), magnesio, niacina (vitamina B3), tiamina (vitamina B1), vitamina B12, vitamina B6, vitamina C

**** Ácido pantoténico (vitamina B5)

***** Folato (vitamina B11), hierro, magnesio, niacina (vitamina B3), ácido pantoténico (vitamina B5), riboflavina (vitamina B2), vitamina B12, vitamina B6, vitamina C

 

Magnesio

El magnesio cumple muchas funciones diferentes. Aumenta los niveles de energía, contribuye a la agilidad mental, es beneficioso para la capacidad de concentración y brinda una dosis de energía extra cuando se está cansado o agotado físicamente.

 

Vitamina B1 – Tiamina

La tiamina aumenta los niveles de energía, contribuye a la agilidad mental y es beneficiosa para la capacidad de concentración.1

 

1. Declaración de propiedades saludables aprobada por EFSA

 

Monografías de nuestro socio científico Natura Foundation disponibles en: www.naturafoundation.es