Noticias

Lunes 6 Enero 2020

Una hora de ejercicio a la semana previene la depresión

Los investigadores utilizaron datos recopilados de 33.908 hombres y mujeres noruegos de todas las edades [1]. Estos recogían con qué frecuencia hacían ejercicio físico los participantes y, además, si sufrían o no síntomas de ansiedad y depresión. Los datos proceden del estudio HUNT, una investigación médica de gran envergadura realizada en la región noruega de Nord-Trøndelag. 

Relación entre el ejercicio y el bienestar mental

Al principio del estudio, todos los participantes estaban sanos. Para empezar, se les preguntó con qué frecuencia e intensidad hacían ejercicio físico. En las sesiones siguientes se les pedía que rellenaran un cuestionario (Hospital Anxiety and Depression Scale), con el que se miraba cada cuánto tiempo los participantes experimentaban síntomas de ansiedad o depresión.

Se controló la influencia de variables de confusión, como factores socioeconómicos, IMC, enfermedades físicas y uso de medicamentos. Aun así, resultó haber una relación significativa entre el ejercicio físico y el bienestar mental. Los investigadores concluyeron que el ejercicio contribuye en gran medida a una buena salud mental.

 

Depresión sí, ansiedad no 

Además, se vio que el efecto era muy potente sobre la depresión. Los participantes que previamente al estudio habían declarado que no hacían ejercicio físico resultaron tener un 44% más de probabilidad de desarrollar depresión en comparación con quienes se ejercitaban entre una y dos horas por semana. Suponiendo que se trate de una relación causa-consecuencia, se podían haber evitado el 12% de las depresiones haciendo ejercicio un mínimo de una hora a la semana, según los investigadores. La intensidad del ejercicio no era relevante.

Sin embargo, en el caso de la ansiedad no se detectó el mismo efecto. Ni la frecuencia ni la intensidad del ejercicio físico repercutían significativamente.

 

Por qué funciona 

Los investigadores mencionan dos posibles razones por las que el ejercicio físico es bueno para la depresión: ante todo, es importante para tener una buena salud física, lo cual repercutiría favorablemente en la mental (por ejemplo, a través del sistema inmune y la mejor motilidad del intestino).

También piensan que influye el aspecto social del ejercicio. Un estudio previo entre 7000 estudiantes holandeses ya había sugerido que los factores psicosociales como la autoimagen y la interacción social contribuyen siempre al efecto positivo sobre el bienestar mental en este grupo de estudio [2].

 

¿Cuánto basta? 

Entre dos y cuatro horas semanales de ejercicio físico parecen ser óptimas para una mejor salud mental, según un estudio anterior con 7600 adultos [3]. Este efecto disminuía a partir de unas cuatro horas a la semana. A partir de las 7,5 horas semanales había incluso un fuerte incremento de la depresión y la ansiedad.

Los investigadores no encontraron ninguna explicación, y recalcan que se trata de una asociación, no necesariamente de una relación causa-efecto. Pero, si nos basamos en el estudio HUNT, tampoco es necesaria una hora o más de deporte al día para combatir la depresión.

"Nuestros resultados demuestran claramente que incluso un cambio pequeño en el estilo de vida puede ya tener un efecto favorable sobre el bienestar mental." [4]

 

Fuentes

[1] Harvey SB, et al., Exercise and the Prevention of Depression: Results of the HUNT Cohort Study, AJP, October 03, 2017

[2] Monshouwer K., Possible Mechanisms Explaining the Association Between Physical Activity and Mental Health, Clinical Psychological Science (September 2012)

Findings From the 2001 Dutch Health Behaviour in School-Aged Children Survey

[3] Kim SK., Relationship between physical activity and general mental health,  Preventive Medicine

Volume 55, Issue 5, November 2012, Pages 458-463

[4] http://www.huffingtonpost.co.uk/entry/one-hour-of-exercise-per-week-can-prevent-depression-research-suggests_uk_59d34ed2e4b0655781552e80